Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
VNIVERSITAS

"BORGES, EN ANÉCDOTAS Y OCURRENCIAS"

26 Agosto 2012 , Escrito por ALGOCAST Etiquetado en #COLABORADORES INVITADOS

24 de Agosto de 2012

 

jvanegasBorges, en anécdotas y ocurrencias

 

                                                                            Por: José Alejandro Vanegas Mejía  

                                                                                         

 

 


Esta vez, en lugar de hablar del escritor argentino Jorge Luis Borges, quien cumpliría hoy 113 años de nacido, dejaremos que sus anécdotas y ocurrencias lo retraten de cuerpo entero. Son citas textuales.


1. “En 1977 Borges escribió un cuento para La Nación. Lo tituló ‘24 de agosto de 1983’.BORGES El propio Borges se soñaba a sí mismo suicidándose en esa precisa fecha, el día en que cumplía 84 años. A medida que se acercaba la fecha de su cumpleaños apareció mucha gente preocupada por el posible traslado de la ficción a la realidad. Borges entonces comentó: ‘¿Qué hago? ¿Me comporto como un caballero y convierto en realidad esa ficción para no defraudar a esa gente? ¿O me hago el distraído y dejo pasar las cosas?’


2. “Siempre he sentido que hay algo en Buenos Aires que me gusta. Me gusta tanto que no me gusta que les guste a otras personas. Es un amor así, celoso. Cuando yo he estado fuera del país, por ejemplo, en los Estados Unidos, y alguien dijo de visitar América del Sur, le he incitado a conocer Colombia, por ejemplo, o le recomiendo Montevideo. Buenos Aires, no. Es una ciudad demasiado gris, demasiado grande, triste les digo, pero eso lo hago porque me parece que los otros no tienen derecho de que les guste.”


3. “Borges está con otras personas en una editorial de Buenos Aires esperando a un gerente que se había retrasado y que llega, finalmente, con media hora de tardanza. Entonces ocurre este diálogo: Gerente: Disculpen la demora, pero es que me ha sucedido un hecho extraordinario. Borges: ¿Ah, sí? Gerente: Juzguen ustedes mismos: anoche soñé con una antigua y  muy querida novia. El sueño, que se repitió una y otra vez durante toda la noche, era de lo más turbador: la imagen de mi novia giraba dentro de lo que parecía un túnel, mientras con la mano derecha saludaba una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez. (El gerente tiene la frente cubierta de sudor; sus interlocutores aguardan). Gerente: Pero ahí no acaba la cosa. Esta mañana a las siete en punto suena el teléfono y me comunican que mi ex novia, la del sueño, había muerto anoche en un accidente. ¿Comprenden? Durante toda la noche, mientras iba en busca de su muerte, mi novia se despidió de mí una y otra vez, una y otra vez, saludándome con la mano. Y Borges, entonces, comenta: Qué atenta, ¿no?”


4. “En el camino a Lichfield, en Escocia, alguien le dijo a Borges que allí se conservaba una pequeña capilla del siglo IX, desafectada del culto. Hacía mucho frío y había nevado toda la noche, pero Borges se obstinó en que llegaran hasta ella. Borges entró en la vetusta capillita de no más de cinco metros cuadrados y allí, en el helado silencio, recitó en voz alta el padrenuestro en anglosajón. Y al regresar al coche, explicó: ‘Lo hice para darle una sorpresa a Dios’.”


5. “Borges espera el ascensor en la Biblioteca Nacional. Después de un largo rato, impaciente, le dice a la persona que lo acompaña: ‘¿No prefiere que subamos por la escalera, que ya está totalmente inventada?’.”


6. “En los años setenta Borges había hecho unas declaraciones muy duras contra el peronismo y contra Evita. Y empezaron las amenazas telefónicas, que era uno de los rasgos más habituales del folclore de aquellos días. Pero pronto los llamantes anónimos se encontraron con una doble resistencia inesperada: la de doña Leonor, casi centenaria, que les respondía que no les iba a ser difícil matar a su hijo porque era ciego y no había ningún riesgo de que se defendiese, y la del propio Borges, que les facilitaba la tarea indicándoles la dirección y el piso. Y añadía: No se pueden equivocar: en la puerta hay una placa que dice Borges. Y el que abre la puerta soy yo.”


7. “Luis, su sobrino (hijo de su hermana Norah) anuncia su casamiento. Y entonces se resfría fuertemente y tiene que guardar cama. Borges lo comenta de este modo: ‘Será una estratagema para no casarse… Qué raro, elegir la inmovilidad como una forma de fuga’.”

Compartir este post

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post