Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
VNIVERSITAS

CRÓNICAS DEL DÍA FINAL (CUENTO)

25 Febrero 2014 , Escrito por ALGOCAST

Quetzalcoatl-TEZCATLIPOCA.jpg

Quetzacóatl instruyó cuidadosamente a su hijo en ciencias, matemáticas, medicina y astronomía. Le ordenó elaborar un calendario que iniciaría el primer kin (el 11 de agosto del año 3.114 a. C.), la fecha del inicio del Gran Experimento y terminaría 20 katunes después, el último día del 13° Baktún (el vigésimo primer día del décimo segundo mes del 5.126), fecha en que regresaría nuevamente y decidiría el destino final de sus criaturas. Descansó por dos décadas, después de derrotar las huestes de su hermano gemelo Tezcatlipoca a quien expulsó de la galaxia luego de feroces batallas sobre los cielos de Sumeria, India, China,  Egipto, Grecia y Palestina siempre bajo la mirada aterrada de los nativos. Finalmente, la victoria fue definitiva. Los nativos del tercer planeta podrían evolucionar desde su primitivo estado con la ayuda de los conocimientos que les había entregado. En contra de la opinión de su hermano, creía que su creación podía alcanzar los más altos niveles de inteligencia y conciencia. Cuando fue necesario, castigó a sus criaturas con poderosas inundaciones, explosiones nucleares, desintegración de ciudades, pero siempre les concedió la posibilidad de enmendar sus errores. Tezcatlipoca se opuso a la supervivencia de esa especie en particular que habían creado como un juego: era autodestructiva, no la creía merecedora del don que les habían entregado. Ese fue el origen del conflicto.

Quetzacóatl se marchó. Su hijo gobernó sabia y prudentemente su reino. Ordenó escribir en las estelas las normas y todo el conocimiento adquirido para preservar las enseñanzas de su padre. Su pueblo creció y se convirtió con el paso de las centurias en un poderoso imperio.  Pero, pronto, el conocimiento quedó en manos de unos pocos iniciados, se transformo en mitos, leyendas y profecías y, en el transcurso de pocas generaciones, se olvidó. Toda su civilización desapareció misteriosamente y otros pueblos venidos del otro lado del océano, aparecieron.

 Tezcatlipoca había quedado atrapado en el horizonte de eventos de un agujero negro de una lejana galaxia, durante un tiempo que le pareció inconmensurable; puso a prueba su ingenio para librarse de la gravedad que amenazaba con devorar sus poderosos navíos. Al fin, casi por casualidad; con todos los instrumentos averiados pudo adentrarse en un túnel de gusano. El viaje a través del atajo del hiperespacio fue breve. A su término, ajustó los instrumentos y calculó su posición. Con sorpresa, se dio cuenta que se encontraba muy cerca del tercer planeta del sistema estelar donde había sido vencido por su hermano. El crono visor le indicó la fecha. Era precisamente el final de la cuenta larga: el último día del 13° Baktún. Después de explorar los alrededores galácticos, decidió dirigirse hacia el tercer planeta y exterminar lo que quedara del Gran Experimento. No contaba con la vigilancia que, durante milenios había mantenido su hermano sobre el sector cósmico, quien con frecuencia visitaba y observaba sin intervenir, el desarrollo tecnológico de los nativos.

La flota de Quetzacóatl apareció sorpresivamente y el encuentro fue inevitable. El tercer planeta se convertiría en el campo de batalla de las dos fuerzas. Al amanecer del primer día del nuevo ciclo, sobre los cielos de toda la tierra, empezó la última gran guerra.  Había comenzado el Juicio Final.

 

                                                                                                Álvaro Gómez Castro

Copyright © 2009-2014. Unidad Administrativa de Derechos de Autor.Todos los derechos reservados. Colombia.

 

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post