Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
VNIVERSITAS

LA ANTROPOLOGÍA FÍSICA

21 Febrero 2012 , Escrito por ALGOCAST Etiquetado en #ANTROPOLOGÍA

El objeto de estudio de la antropogía física es el hombre como ser biológico. Recientes descubrimientos genéticos han demostrado que el hombre comparte más del 90% de sus genes con los animales; por ello es necesario estudiar al hombre como miembro del reino animal.  De acuerdo con la  taxonomía de Linneo, el hombre se puede clasificar así:

1. REINO:       Animal   (Organismos  heterótrofos, eucariotas sin pared celular; ser vivo,  capaz  de moverse).

2. GRADO:      Metazoos (formado por una pluralidad celular)  

3. PHYLUM:  Cordados (con notocorda); Subpylum de los vertebrados (con columna vertebral)

4. CLASEMammalia (organismos con glándulas mamarias funcionales en las hembras; homeotermos y con pelo; se alimenta de la leche secretada por la madre). Subclase: Euterios (mamíferos placentarios).  Sub-orden: antropoides (sin cola)

5. ORDEN: Primates (cerebro mayor, ojos frontales, pulgar oponible, adultos sexualmente activos todo el año, antebrazo muy flexible, uñas en vez de garras)

6. FAMILIAHominidae (cerebro desarrollado y con neocórtex, visión estereoscópica; integrada sólo por hombres y mujeres)

7. GÉNERO:    Homo (Espina dorsal en forma de S, posición bípeda permanente)

8. ESPECIE:   Sapiens (capaz de conocer)

9. RAZA:           Se admiten varias

Las semejanzas entre los animales, incluido el hombre están fundamentadas en las llamadas homologías, es decir, semejanzas de estructura entre órganos. Por ejemplo, se puede transplantar el hígado de un cerdo al hombre sin mayores dificultades.

Las semejanzas entre las funciones de los órganos, no en la estructura de los mismos, recibe el nombre de analogías.

Las diferencias que existen entre el hombre y los animales son esenciales. Entre las diferencias morfológicas más notables, encontramos: El hombre mantiene su posición erecta, los simios se apoyan en las manos y su posición es generalmente semierecta; la columna vertebral del simio posee una curva simple; en el hombre tiene forma de S. El torso de los simios es más ancho que el del hombre, el  dedo pulgar del hombre es oponible, lo cual le permite realizar tareas con sus manos, la del simio, no: de hecho, esta diferencia es considerada fundamental para el desarrollo de la cultura humana. Friedrich Engels en "El papel del trabajo en la transformación del mono en hombre", afirma que "la mano no es sólo el órgano del trabajo; es también producto de él..." 

 

                             

 

                                    esqueletos-2.jpg

Las diferencias craneanas son igualmente importantes: La caja encefálica del hombre tiene una capacidad de 1.450 cc aproximadamente; la del simio, apenas alcanza los 500 cc. La mayor capacidad del cráneo humano permite un cerebro mayor, con un número muy superior de  circunvoluciones que el del simio. La frente del hombre es vertical y permite la existencia del lóbulo frontal en el cerebro humano, el cual está poco desarrollado o es inexistente entre el resto de los primates.

                                                 craneos-copia-1.jpg

 Como se puede apreciar en la imagen anterior, el arco superciliar es muy pronunciado e ininterrumpido en el simio mientras que en el hombre es discontinua, poco prominente, a veces inexistente.

En el hombre, el agujero occipital se encuentra ubicado en el centro de la base del cráneo, o ligeramente por delante del mismo. Ello, hace posible la posición erecta y balanceada de la cabeza; en el simio este agujero está situado por detrás del centro de la base craneal lo cual impide la posición erecta de la cabeza que se inclina hacia adelante.

La mandíbula inferior del hombre es pequeña y posee mentón; la del simio es maciza, sin mentón. La nariz del simio tiene poca elevación o carece de ella en la raíz y el caballete; el cartílago es muy ancho, con forma de campana; en muchos casos falta la extremidad cartilaginosa. En el hombre ocurre todo lo contrario.  El labio superior del simio es muy largo; el del hombre es corto. los labios membranosos quedan invisibles cun la boca cerrada; en el hombre, no.

Las diferencias psíquicas son las que marcan las mayores diferencias: El cerebro humano es mucho más desarrollado y confiere al hombre facultades que lo convierten en un ser superior.  El hombre poseee capacidad de abstracción, puede realizar operaciones mentales que le permiten elaborar conceptos, contrastar ideas, elaborar juicios, interpretar, analizar, crear y valorar. Puede evocar eventos, relacionar situaciones; además, es capaz de simbolizar. Por último, logró desarrollar en el proceso evolutivo,  el lenguaje articulado con el que puede expresar sus sentimientos y emociones y relacionarse con sus congéneres.

Hoy, el mundo científico acepta que el hombre esproducto de la evolución de las especies. Nuevos descubrimientos, parecen confirmar la teoría.  "Ida", "Lucy" y "Ardi" son los últimos fósiles homínidos descubiertos por los antropólogos.

                               
                               

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post