Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
VNIVERSITAS

LA FOTOGRAFÍA: PELDAÑO PARA EL CINE

22 Marzo 2014 , Escrito por ALGOCAST Etiquetado en #COLABORADORES INVITADOS

 

 

jvanegas                                            Por: José Alejandro Vanegas Mejía                                                         jose.vanegasmejia@yahoo.es

 

 


 


Con frecuencia aparecía un vehículo cerrado, con grandes avisos en los costados y un parlante encima para anunciar la efectividad de Mejoral para el alivio de todos los dolores (mejor mejora Mejoral, decía el lema) o de Sal de uvas Picot, o de Sal de frutas LUA. Por esos años Mejoral no necesitaba propaganda, porque se usaba hasta para arrancar de raíz los callos de los pies. Las sales promocionadas por las camionetas mencionadas eran artículos obligados en los hogares, donde se los guardaba en frascos bocones, a disposición de toda la familia. Esos vehículos recorrían los barrios en busca de paredes más o menos blancas en donde poder proyectar películas que ya para esa época eran viejas. Sin embargo, los niños seguían detrás del ruidoso móvil que los conducía hasta la improvisada pantalla de turno.

 

No viene al caso describir la algarabía y el desorden de la chiquillada antes, durante y después de la proyección. Solo destacamos el asombro que se reflejaba en los rostros infantiles ante el paso de una caravana perseguida por los indios en el Oeste, o de la captura, ¡por fin! del malo de la película. Como es fácil suponer, nadie pensaba en los procesos que debió sufrir el cine para llegar a ese estado de desarrollo.

 

El cine es un arte; el séptimo, para mayor precisión. Para que apareciera fue necesario que Joseph Nicéphore Niépce inventara la fotografía, por el año 1826, más o menos. Eso prueba que un invento lleva al nacimiento de otros. Pensemos en la rueda, o en la pólvora, si nos quedaban dudas. Después de la fotografía hubo grandes inventos que se desarrollaron a lo largo del siglo XX: la radiofoto, la telefoto y la televisión son apenas unas pocas de sus derivaciones. Actualmente admiramos los avances logrados por el cinematógrafo, llamado simplemente cine. No nos detenemos a pensar en su invención y primeros pasos, cuando los hermanos Auguste-Marie y Louis-Jean Lumière lograron recrear la realidad, tras arduos y agotadores intentos en la fábrica de su padre, Antoine. Eso ocurría por los años 1894 y 1895. Los dos inquietos franceses obtuvieron una sustancia gelatinosa compuesta con bromuro. 

 

Con una rudimentaria caja de 20 por 12 centímetros lograron no solo imágenes tomadas de la realidad sino que fueron capaces de proyectarlas para dar la sensación de movimiento. El hecho ocurrió en Lyon, donde residían los Lumière, aunque habían nacido en Besançon. La primera película filmada por los hermanos Lumière muestra a los obreros de la fábrica en el momento de su salida; se conoce como ‘La sortie de l’usine Lumière à Lyon’ (‘La salida de la fábrica Lumière en Lyon’). De esos mismos días es ‘L’arrivée d’un train à la gare’ (‘La llegada de un tren a la estación’). Siguieron otras cortas secuencias, entre ellas ‘Le jardinier arroseur arrosé’ (‘El jardinero rociador rociado’), de carácter jocoso. Son escenas filmadas en 1895, presentadas en ‘El Gran Café’ por el precio de un franco. Una placa de mármol colocada en el sitio donde funcionó ese modesto café, recuerda el nacimiento del cinematógrafo.

 

Este sábado 22 de marzo se cumplen 119 años de ese acontecimiento, pionero del cine actual. Es una efemérides que debemos recordar los cinéfilos, como mínimo gesto de agradecimiento por el legado de los hermanos Lumière. Pensemos que detrás de tanta maravilla tecnológica están los esforzados visionarios que hicieron posible el prodigio del séptimo arte.

Compartir este post

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post