Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
VNIVERSITAS

LA MÚSICA POPULAR Y LA LITERATURA. DIOMEDES DÍAZ: UN TROVADOR, UN JUGLAR, UN PAYADOR DEL VALLENATO

26 Diciembre 2013 , Escrito por ALGOCAST Etiquetado en #APUNTES EN MI BLOG

DIOMEDES-DIAZ.jpg

Existe entre los academicistas una muy extendida polémica sobre considerar o no el folclor popular como un producto artístico. Si se considera que todas las manifestaciones literarias a través de la historia han estado siempre  ligadas a los mitos, a las leyendas, a los relatos, a los cantos populares, y en general, a la cultura popular, estas discusiones carecen de objetividad. En la Edad Media, durante el proceso de formación de las lenguas neolatinas, se produjo la dicotomía entre la literatura "culta" y la popular, y fue precisamente esta la que logró un pleno desarrollo a través de la juglaría, contribuyendo decisivamente a la difusión, crecimiento, y finalmente a la fijación de las lenguas vernáculas ¿Se puede desestimar entonces el impacto social de la música popular? Se puede arguir que la mayor parte de la música popular adolece de permanencia. Cierto es que muchas composiciones no resisten el paso del tiempo, por lo mismo, no transcienden; igual sucede con muchísimas obras clasificadas como literarias. Sin embargo, muchas otras se afincan en el alma popular y se convierten en íconos culturales de valor superlativo.

La música popular es la manifestación más original y pura de la lírica entendida como la expresión de los sentimientos del autor frente a sí mismo, a  la naturaleza, al otro... Los payadores, los juglares, los cantautores, los trovadores son capaces de interpretar el sentir de un pueblo frente a los hechos más sublimes y más cotidianos. El villancico, el corrido mexicano cuyo origen se sitúa en el romancero viejo y por supuesto el vallenato, en el caso de nuestro país son solo algunos ejemplos de diferentes manifestaciones lírico-musicales que forman parte distintiva de la identidad cultural de nuestros pueblos. Por lo anterior, la idolatría y la mitificación por quienes alcanzan a adentrarse en el alma humana no son ajenas al proceso de construcción de tejido social alrededor de la identificación de los sentimientos que constituyen parte del ser colectivo. Tal es el caso de Diomedes Díaz.

                                           diomedes_diaz_5.jpg

"Amarte más no puedo", "El cóndor herido", "Los recuerdos de ella", "Tu cumpleaños", "La plata", "Sin medir distancias", "Tú eres la reina", "Hija", "Déjame llorar", "Penas de un soldado", "La tierra tiene sed", "De la misma manera", "No pierdo la fe", "Señora Tristeza", "Mi compadre", el besito", "Si te vas te olvido", "A mi papá!, son apenas algunas de las composiciones que le merecieron el reconocimiento nacional y mundial a este cantautor recientemente fallecido.

A Diomedes Díaz se le puede considerar el trovador por excelencia de la música vallenata, Nadie como él interpretó los sentimientos más dispares: la alegría, el amor, el dolor, la frustración, la esperanza, la tristeza, la indiferencia, la fe, la religiosidad popular, los sueños...   

Compartir este post

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post