Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
VNIVERSITAS

SOBRE EL "NEGRO" CANDELARIO OBESO

30 Junio 2016 , Escrito por jOSÉ ALEJANDRO VANEGAS MEJÍA

SOBRE EL "NEGRO" CANDELARIO OBESO

Por: José Alejandro Vanegas Mejía                              jose.vanegasmejia@yahoo.es

     El escritor, poeta y dramaturgo Candelario Obeso nació en Mompox, Bolívar el 12 de enero de 1849. Hijo natural del abogado liberal Eugenio María Obeso y de María de la Cruz Hernández, lavandera. Sus estudios primarios los cursó parcialmente en el Colegio Pinillos, de Mompox. Obtuvo una beca para el Colegio Militar fundado por Tomás Cipriano de Mosquera. Ingresó a estudiar ingeniería en la Universidad Nacional; luego pasó a la facultad de derecho pero después de dos años abandonó los estudios. Obtuvo el título de maestro y regresó a su tierra natal para ejercer la docencia. Fue maestro en la región de La Mojana y se desempeñó como Tesorero municipal en Magangue. Regresó a Bogotá. Colaboró en varios periódicos y revistas.

Candelario Obeso tuvo una vida privada bastante agitada. Sostuvo varios lances en los cuales no siempre salió bien librado: en una ocasión resultó herido en una mano.

     De la producción literaria de Obeso destacamos el libro ‘Gramática de la lengua castellana’; la novela ‘La familia Pygmalión’, de género satírico y los ‘Cantos populares de mi tierra’, poemario inspirado en la vida y sentimientos de los bogas del río Magdalena, obra que permite reconocerlo como fundador de la poesía negra en Colombia e Hispanoamérica. Su obra de teatro ‘Secundino el zapatero’, (1880), es un drama moralizante y de costumbres. El poema ‘Lucha de la vida’, (1882), es un trabajo autobiográfico.

     Solo en las primeras décadas del siglo XX los temas sobre las culturas africanas adquirieron importancia. Se abrió el debate sobre la poesía negra. Entonces la obra de Obeso empezó a ser estudiada, mucho antes de que aparecieran las producciones del cubano Nicolás Guillén (‘Negro bembón’, ‘Sóngoro cosongo’) y del portorriqueño Luis Palés Matos (‘Tuntún de pasa y grifería’). Candelario Obeso se vinculó activamente a luchas políticas. Rafael Núñez lo envió como cónsul a Tours, Francia; Manuel Murillo Toro lo nombró intérprete nacional en Panamá. Su permanencia en Bogotá le permitió codearse con personalidades de la vida literaria, entre ellos Miguel Antonio Caro, Antonio José Restrepo, Rafael Pombo, José María Vargas Vila y Jorge Isaacs.

     Entre las salidas humorísticas del poeta se cuenta que una vez, en respuesta a la burla que le hiciera el político y más tarde presidente de Colombia, Francisco Javier Zaldúa al tratarlo de ‘macho negro’, en comparación con un asno o mulo, Obeso le contestó con los versos: “¿Soy un macho negro? / ¡Pues de ello me alegro! / Soy negro y muy macho / como dice usted. / Y siempre prefiero / ser un macho negro / a ser un burro blanco / como su merced”.

     El 29 de junio de 1884, mientras revisaba una pistola Remington, Obeso se causó una herida de bala en el estómago. El 3 de julio falleció en Bogotá. De ser cierta esta versión, no sería correcto afirmar que el poeta se suicidó, puesto que esta forma de perder la vida requiere el pleno consentimiento de la víctima. A su sepelio asistieron distinguidas personalidades de la política y las letras de la capital. A raíz de este episodio surgió el chiste según el cual el poeta habría dicho: “Disparé al blanco pero le di al negro”. Es posible que no se conozca suficientemente la obra de Candelario Obeso; pero no le negaremos la autoría de los famosísimos versos: “¡Qué trijte que ejtá la noche / la noche qué trijte ejtá! / Nu hay en er cielo una ejtreya…/ ¡Remá!, ¡remá!”, de su muy conocido poema “El boga ausente”.

Leer más

DOS PILARES DEL GRUPO DE BARRANQUILLA

23 Junio 2016 , Escrito por José Alejandro Vanegas Mejía Etiquetado en #COLABORADORES INVITADOS

DOS PILARES DEL GRUPO DE BARRANQUILLA

Dos pilares del Grupo de Barranquilla

Por: José Alejandro Vanegas Mejía                             jose.vanegasmejia@yahoo.es

 

     José Félix Fuenmayor fue un escritor, poeta, periodista y político nacido en Barranquilla en 1885. Con el intelectual Ramón Vinyes inició lo que se conoce como el Grupo de Barranquilla o Grupo de la Cueva. Aunque generalmente se mencionan otros escritores como los principales integrantes de este grupo, no podemos desconocer la influencia de estos dos pioneros de las letras en la vida literaria de Gabriel García Márquez y Álvaro Cepeda Samudio. Para que no haya confusión, recordemos que José Félix Fuenmayor era el padre de Alfonso, el amigo que el Nobel colombiano menciona en varias de sus obras. Los méritos de José Félix Fuenmayor fueron reconocidos tardíamente, sobre todo en las antologías y manuales de literatura. Solo cuando el crítico uruguayo Ángel Rama destacó su importancia, el escritor fue destacado como pilar fundamental para comprender el fenómeno literario colombiano. Las obras de Fuenmayor han sido traducidas al inglés, al francés y al italiano. “Cosme” es considerada la primera novela urbana colombiana. Retrata la vida del joven Cosme en una sociedad que entra aceleradamente a la modernización. No oculta que el ambiente es el de la Barranquilla de comienzos del siglo XX. Esta narración nos recuerda la descripción que de la misma sociedad, pero varias décadas después, nos hace Marvel Moreno en su novela “En diciembre llegaban las brisas”. También escribió Fuenmayor: “Musa del Trópico”, “Una triste aventura de catorce sabios” y “La muerte en la calle”. Refiriéndose a este escritor, García Márquez afirmó: “Todos provenimos del viejo Fuenmayor”. A continuación comparó su técnica narrativa con la de Juan Rulfo en “El llano en llamas”.

     El Grupo de Barranquilla no habría existido de no ser por la presencia de un librero catalán llamado Ramón Vinyes y Cluet, nacido en Berga, Cataluña, España en 1882. Era un librepensador perseguido por el gobierno español debido a sus ideas independentistas por las que luchaba Cataluña. Vinyes vino a Colombia en 1913, se estableció en Barranquilla y fundó la Librería R. Viñas & Co., que de inmediato se convirtió en centro de la cultura en la ciudad. García Márquez no duda en llamarlo “el sabio catalán” y lo muestra como el promotor que facilitaba al grupo lecturas que de otra forma nunca hubieran conocido. Vinyes fundó la revista “Voces de Barranquilla” y en ella difundió la producción literaria de autores importantes de Colombia y América Latina. Aunque regresó varias veces a su ciudad natal, siempre volvió a Barranquilla, hasta cuando por última vez viajó a España y murió en Cataluña en 1952. Obras de teatro de Ramón Vinyes son; “El calvario de la vida” (1904); “Quien no está conmigo” (1929) y “Los que nunca se detienen” (1934). En narrativa escribió: “La ardiente cabalgata” (1909) y “Entre la boca de las nubes”.

     De los integrantes más renombrados del Grupo de Barranquilla se ha hablado en forma abundante, sobre todo de García Márquez. Alfonso Fuenmayor era el de más edad en el Grupo. Fue él quien descubrió que en un sector de Barranquilla existía un sitio llamado originalmente “El Vaivén” y allí acudió durante muchos años con sus amigos para conversar sobre literatura y otros temas culturales. Germán Vargas Cantillo tenía fama de ser el colombiano que más rápido leía textos escritos por otros; por eso participó como jurado en innumerables concursos literarios. Álvaro Cepeda Samudio es uno de los grandes promotores de la cultura colombiana de la segunda mitad del siglo XX. Introdujo en el país la tendencia llamada ‘Nuevo periodismo’, que combinaba crónicas noticiosas con visos de literatura.

Leer más
Leer más
Leer más