Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
VNIVERSITAS

Posts con #teoria y desarrollo literario tag

EL RELATO COMO FORMA NARRATIVA DE LA POSTMODERNIDAD

2 Diciembre 2015 , Escrito por ALGOCAST Etiquetado en #TEORÍA Y DESARROLLO LITERARIO

EL RELATO COMO FORMA NARRATIVA DE LA POSTMODERNIDAD

     Existen muchas dudas cuando se trata de definir el relato; algunos especialistas han querido identificarlo con el cuento y otros con la llamada novela corta. Incluso se le ha definido como una figura literaria o como una forma narrativa que transciende la literatura para convertirse en una forma casual de narración. Ni lo uno ni lo otro. Creemos que las ambivalencias surgen de la escasa distinción que se ha hecho de sus caracteres esenciales. El relato como tal está basado en hechos ocurridos que pueden complementarse o no con hechos ficcionales; por ello, la forma de creación no resulta ser tan espontánea como se pretende en muchos casos. Elementos característicos del cuento como el carácter sintético, la intemporalidad, la focalización de la acción, la escasa descripción y el final imprevisto o sorpresivo no son caracteres definitivos del relato como tampoco lo son el análisis minucioso de situaciones y personajes, la amplia descripción, la posibilidad de narrar varias historias o el lapso prolongado de la acción propios de la novela.

     El relato reúne rasgos de ambos y aún de la historia. Como lo afirmamos antes, tiene sus raíces en eventos ciertos o en experiencias del acontecer cotidiano vividas o conocidas por el autor, reelaboradas por él mismo, lo cual le imprime su carácter ficcional. En cuanto a su duración, es más extenso que el cuento y menos que la novela, lo cual lo ubica como un subgénero intermedio que exige la síntesis y la focalización, pero igualmente, el análisis de algunos hechos que posibiliten la comprensión de los hechos narrados. Las situaciones contextuales definen el marco espacio-temporal de la acción. La trama del relato no está sujeta estrictamente a la estructura narrativa tradicional que conduce invariablemente a un inicio, un nudo y un desenlace. El relato permite que el lector complete a su manera la historia, llene los espacios que el autor omite intencionalmente y que lo incluyen en la construcción del texto. De esta manera, el relato no se constituye en una obra completa, acabada; la participación del lector, lo hace subjetivo en cuanto a su interpretación.

A través de la historia reciente de la literatura se distinguen en este subgénero autores como Truman Capote, Julio Cortázar, Franz Kafka, Jorge Luis Borges, Edgar Allan Poe, Alice Munro, entre otros han demostrado las posibilidades inmensas de esta forma narrativa. 

Leer más

LA EPOPEYA HINDÚ: EL MAHABHARATA (महाभारत)

14 Marzo 2015 , Escrito por ALGOCAST Etiquetado en #TEORÍA Y DESARROLLO LITERARIO

LA EPOPEYA HINDÚ: EL MAHABHARATA (महाभारत)
LA EPOPEYA HINDÚ: EL MAHABHARATA (महाभारत)

El Mahābhārata es una recopilación de textos antiguos que data  del año 400 a.C. aproximadamente sobre hechos que se suponen sucedieron  hacia el año 3000 a.C. El título se puede traducir como "La gran historia de la dinastía Bharata". Se constituye en una de las dos más grandes epopeyas de la antigua India con el "Ramayana". El  Mahābhārata es el más extenso poema épico conocido y ha sido descrito como "el poema más largo jamás escrito". Se compone de 100.000 "slokas" (versos pareados), lo cual se traduce a unos 200.000 versos. Su fijación en lengua sánscrita escrita es atribuida a Vyasa. La  narración épica de la guerra de kurukshetra y de los príncipes Kauravas y Pandavas está contenida en relatos como el Bhagavad Gita, el Damayanti, versión abreviada del Ramayana, y el Rishyashringa. Contiene, además textos filosóficos y de comportamiento moral.

Leer más

¿ES LA LITERATURA UN ARTE?

17 Noviembre 2014 , Escrito por ALGOCAST Etiquetado en #TEORÍA Y DESARROLLO LITERARIO

 

                                                                                            "La literatura es la vida misma"

¿ES LA LITERATURA UN ARTE?

Tradicionalmente, la literatura se ha concebido como el "arte que emplea como medio de expresión una lengua". Pero, ¿y qué es el arte? Una primera aproximación al concepto de "arte" nos conduce a lo estético; esto es, a aquello que es agradable a los sentidos.

       

La Real Academia de la Lengua lo define como la "Manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros". Sin embargo, el concepto mismo de "arte" está sujeto a múltiples interpretaciones y no existe acuerdo entre los historiadores, filósofos y artistas, y mucho menos entre los críticos sobre este primer concepto fundamental. El carácter de "arte" se convirtió en algo subjetivo que dificulta su conceptualización. Arte, se convierte en una manifestación subordinada a ideologías, a estilos, a interpretaciones muy dispares de la realidad del contexto, es decir, aparece el concepto subjetivo de quien lo aprecia, lo juzga y lo evalúa de acuerdo con su propia forma de interpretar el mundo. No se trata entonces, de valores objetivos sobre los cuales podamos ponernos de acuerdo según parámetros estrictos plenamente establecidos. Solo podemos aportar acerca de este punto particular, que lo que verdaderamente es arte, es aquello que es capaz de transcender, de soportar el transcurrir temporal independientemente del contexto en que se haya producido.

Para el caso de la literatura, se ha querido definirla con base en algunas características fundamentadas en la función estética del lenguaje: la originalidad y el uso del lenguaje con intención estética por parte del autor; la finalidad estética, es decir, la clara intención de crear una obra de arte; la creación de un mundo ficticio, cuyos referentes no corresponden necesariamente a un mundo real, objetivo; la importancia del significante, o sea de la palabra como materia prima; el lenguaje connotativo, que adquiere significado únicamente en el contexto. Nosotros, afirmamos que la obra escrita adquiere valor artístico cuando de una u otra forma se refiere a arquetipos humanos, es decir, muestran algún rasgo fundamental del hombre o de los conflictos que este debe afrontar. Así, se constituyeron los modelos literarios en todos los géneros. Aquiles, encarna la valentía; Odiseo, la inteligencia y astucia; Penélope, la fidelidad; Don Quijote, el idealismo, Sancho Panza, el materialismo; Otelo, los celos; Hamlet, la duda; Romeo y Julieta, el amor; Rama, el bien; Ravana, el mal; Yago, la traición;  don Juan, al seductor; etc.

De otra parte, podemos observar cómo muchas obras pierden importancia e interés con el paso del tiempo, a pesar de un impacto inicial significativo. Ello se debe a que la temática está referida a un aspecto puntual que puede pasar de moda. Además, los valores estéticos pueden variar según la época. Por ello, algunas obras quedan relegadas a un segundo plano, a pesar de ser producidas por escritores de renombre. El tiempo se constituye en un cedazo que decanta la obra.    

 

 

 

       
Leer más

LA POESÍA, UNA FORMA ANCESTRAL DE EXPRESAR LA TOTALIDAD: "LA POESÍA IGNORADA" DE JORGE ZALAMEA

30 Octubre 2014 , Escrito por ALGOCAST Etiquetado en #TEORÍA Y DESARROLLO LITERARIO

Habría muy poco que decir después de escuchar al poeta en su interpretación de una poesía que él llama ignorada, olvidada. Compartimos con el poeta su aserto inicial: "En poesía, no existen pueblos subdesarrollados", La afirmación, da por hecho que a través de la historia de la humanidad, todos los pueblos han expresado sus sentimientos, sus angustias, sus sueños, sus ideales, utilizando la forma poética ya que esta posee la especial posibilidad de utilizar todos los recursos que el ser humano ha logrado atesorar con la maravillosa invención del lenguaje como un don que le permite no solo escudriñarse a sí mismo de una forma introspectiva para tratar de entenderse como un ser único, distinto, irrepetible e histórico, sino igualmente asomarse al mundo exterior, a cómo él puede comprenderlo e interpretarlo; a la manera cómo cualquier cultura ha utililizado desde tiempos inmemoriales los recursos que le brinda esa capacidad innata del lenguaje humano que lo lleva a expresar de una manera estética su propia realidad.

Su aproximación a los pueblos indígenas de América del Norte, es notable por la escogencia que hace de los poemas que abarcan la totalidad del Ser: su angustia frente a realidades desconocidas, su admiración por la creación, la expresión de los sentimientos, el simbolismo que sugieren las impresiones transmitidas a través de la palabra y sobre todo la curiosidad como forma perenne e inicial para la construcción del conocimiento cósmico, universal, el cual no solo pertenece a la llamada "civilización occidental" de la que tanto nos jactamos; es común para todos los pueblos, aún para aquellos que en nuestra ignorancia de lo representa verdaderamente una cultura como construcción humana, llamamos bárbaros, incivilizados o sencillamente salvajes.

De la mano del escritor, o mejor de su voz, podemos reconocer los invaluables aportes de los pueblos Iroquí, Algonquino, Navajo, Cheroquí, Esquimal, Páscua, Huitoto y Caxinana a la poesía, esa forma sutil y poderosa de expresar una realidad total. Los sentimientos, las descripciones, el afán por tratar de traducir la cotidianeidad y lo desconocido, entiéndase lo espiritual con todos sus matices, nos recuerdan en primer lugar, la búsqueda de la armonía entre el hombre y la naturaleza; para luego impulsarnos al reconocimiento de lo mítico y de lo mágico, características de toda cultura.

Nos introduce en las cosmogonías a partir del aserto de que “todas la culturas humanas han tenido en su origen una poesía mítica”; se refiere de esta manera, a la antigua China, Egipto e India para luego hablarnos de las culturas clásicas occidentales.

Sin embargo, deja de lado la tradición cultural occidental para ahondar en los pueblos olvidados e ignorados, no sin antes advertirnos que no encontraremos en esos pueblos construcciones sistémicas de carácter filosófico o metafísico, ni tampoco el rigor de un pensamiento racionalista, así como tampoco las elucubraciones que nos recuerdan las construcciones ideológicas elitistas tendientes a establecer dominio intelectual sobre los pueblos. Especifica que su búsqueda es la búsqueda del inicio o el “balbucear” poético en otras culturas; hace énfasis en la necesidad de aceptar humildemente un legado producto de las experiencias, disquisiciones, angustias que durante siglos han conformado una valiosa tradición de carácter colectivo que implica la imbricación, la inclusión no de una o varias personas sino de muchas culturas que lograron a través de la historia de conformar un cuerpo de creencias que subsisten hasta nuestros días. Ello, no descarta el papel o el rol que desempeña cada individuo en esa construcción milenaria. Nos recuerda que cada ser humano posee sus propias creencias, su propia filosofía que queremos entender como el modo individual en cada uno de nosotros enfrenta sus propias realidades.

De igual manera, muestra su posición personal como “heredero” de una cultura universal, no parcelada sino que involucra todos los saberes que el hombre ha acumulado a lo largo de su desarrollo. Toma como ejemplo, en verdad bello, explicativo y poético, la cosmogonía de los habitantes de la isla de Pascua que mezcla elementos tan diversos que incluyen conceptos, animales, espíritus, cosas, dioses para dar origen a múltiples y nuevos seres.

Refiriéndose a la cosmogonía de los huitotos, hace alusión a la manera cómo los indígenas adaptaron las enseñanzas misioneras a su propia concepción de vida y como parafrasearon las enseñanzas bíblicas convirtiendo el génesis propio del cristianismo para construir otro igual de válido: en el principio cuando no había nada, el Padre a partir de la “quimera” y el sueño y de la goma mágica, creó el universo huitoto, la tierra, la selva todos los animales.

Después, se refiere a la cosmogonía caxinana, una tribu amazónica, ubicada en el Brasil y cómo a partir del degüello del hombre, los hombres tomaron la cabeza y esta, de manera sucesiva empezó a caer y en cada caída aparecía un elemento diferente y empezó a perseguir a los hombres rodando detrás de ellos, que se refugiaron en sus chozas y cerraron las puertas. Al final, la cabeza que ordenaba y rogaba que le abrieran las puertas y le devolvieran sus pertenencias, después de mucho pensarlo e imaginar en qué se podría convertir y cuál podría ser su futuro, decidió por último ascender al cielo. Le preguntaron si se iría al cielo y ella no contestó pero se transformó en luna.

Estos relatos alucinantes y prodigiosos y por supuesto, poéticos, nos regresan al origen de nuestras culturas olvidadas e ignoradas pero además, nos sirven para valorar lo auténticamente americano y a la forma cómo nuestro pueblos fueron capaces de construir universos enteros.

LA POESÍA, UNA FORMA ANCESTRAL DE EXPRESAR LA TOTALIDAD: "LA POESÍA IGNORADA" DE JORGE ZALAMEA
Leer más

LOS MOVIMIENTOS LITERARIOS

8 Agosto 2014 , Escrito por ALGOCAST Etiquetado en #TEORÍA Y DESARROLLO LITERARIO

¿Se pueden equiparar los conceptos de escuela literaria y movimiento literario? Creemos que no. Son conceptos absolutamente diferentes

El concepto de "movimiento literario" está referido a un desarrollo literario efímero que responde a una perpectiva muy puntual propia de una situación igualmente concreta. Por ello,  no cumple con los requisitos exigidos para ser denominado "escuela literaria; generalmente posee características de dos escuelas diferentes, es decir, que un movimiento literario se constituye en una transición entre dos escuelas literarias.

Estos desarrollos aparecen por vez primera hacia el final de la época medieval; entre ellos, podemos mencionar: El humanismo y el barroco que se encuentran ubicados entre el Clasicismo y el Neoclasicismo; el realismo, el naturalismo, el parnasianismo, el simbolismo y el costumbrismo, entre el Romanticismo y el Modernismo. Los movimientos vanguardistas, después de modernismo. Entre sus características podemos mencionar: son movimientos de transición, no tienen carácter universal, no poseen ideales estéticos claramente definidos, generalmente son locales; son fugaces, con poca extensión en el tiempo.

 

Leer más

"EL VER Y EL CONTAR" Y EL INICIO DE LA LITERATURA HISPANOAMERICANA

10 Marzo 2014 , Escrito por ALGOCAST Etiquetado en #TEORÍA Y DESARROLLO LITERARIO

A finales del siglo XV y durante el siglo XVI se produce en América el proceso denominado la Conquista por parte de las potencias europeas, especialmente España, Inglaterra, Portugal y Francia. Esa conquista produjo como resultado la colonización del territorio del Nuevo Mundo. Existe una polémica sobre el inicio de la literatura hispanoamericana, ya que algunos autores aseveran que la misma se inicia con los escritos realizados por los conquistadores sobre lo que veían y contaban durante ese período. Visto de esa manera, el primer texto escrito sobre América es "El diario de Colón". Allí se lee:

                                               Colon2.jpg
"Jueves, 11 de octubre
Navegó al Oessudoeste. Tuvieron mucha mar y más que en todo el viaje habían tenido. Vieron pardelas y un junco verde junto a la nao. Vieron los de la carabela Pinta una caña y un palo y tomaron otro palillo labrado a lo que parecía con hierro, y un pedazo de caña y otra hierba que nace en tierra, y una tablilla. Los de la carabela Niña también vieron otras señales de tierra y un palillo cargado de escaramujos. Con estas señales respiraron y alegráronse todos. Anduvieron en este día, hasta puesto el sol, veintisiete leguas.
Después del sol puesto, navegó a su primer camino, al Oeste; andarían doce millas cada hora y hasta dos horas después de media noche andarían noventa millas, que son veintidós leguas y media. Y porque la carabela Pinta era más velera e iba delante del Almirante, halló tierra e hizo las señas que el Almirante había mandado. Esta tierra vio primero un marinero que se decía Rodrigo de Triana; puesto que el Almirante, a las diez de la noche, estando en el castillo de popa, vio lumbre, aunque fue cosa tan cerrada que no quiso afirmar que fuese tierra; pero llamó a Pero Gutiérrez, repostero de estrados del Rey, y díjole que parecía lumbre, que mirase él, y así lo hizo y viola; díjole también a Rodrigo Sánchez de Segovia, que el Rey y la Reina enviaban en el armada por veedor, el cual no vio nada porque no estaba en lugar do la pudiese ver. Después de que el Almirante lo dijo, se vio una vez o dos, y era como una candelilla de cera que se alzaba y levantaba, lo cual a pocos pareciera ser indicio de tierra. Pero el Almirante tuvo por cierto estar junto a la tierra. Por lo cual, cuando dijeron la Salve, que la acostumbraban decir y cantar a su manera todos los marineros y se hallan todos, rogó y amonestólos el Almirante que hiciesen buena guarda al castillo de proa, y mirasen bien por la tierra, y que al que le dijese primero que veía tierra le daría luego un jubón de seda, sin las otras mercedes que los Reyes habían prometido, que eran diez mil maravedís de juro a quien primero la viese. A las dos horas después de media noche pareció la tierra de la cual estarían dos leguas Amañaron todas las velas, y quedaron con el treo, que es la vela grande sin bonetas, y pusiéronse a la corda, temporizando hasta el día viernes, que llegaron a una islita de los Lucayos, que se llamaba en lengua de indios Guanahaní (...)"1. 
    

Los textos que aparecen en este período son cartas, relaciones de viaje, diarios, que se convierten en literatura testimonial, en "crónicas" con valor literario discutible, pero de enorme valor histórico, porque a través de ellos podemos vislumbrar hoy a la América nativa.

CRONISTAS.jpg

Los principales cronistas son: Cristóbal Colón ("Cartas", "Diario de navegación"), Hernán Cortés ("Cartas de relación"; se conocen cinco, dirigidas al rey de España Carlos V); Francisco López de Gómara ("Historia de las Indias y conquista de Mexico", una obra en que se mezclan la realidad con la fantasía), Bernal Díaz del Castillo ("Historia verdadera de la conquista de la Nueva España"), Gonzalo Fernández de Oviedo ("Historia General y natural de las Indias, Islas y Tierra Firme del Mar Océano", escrita en cinco volúmenes), Bartolomé de las Casas ("Historia de las Indias", "Brevísima relación de la destrucción de las Indias", documento que permite apreciar la barbarie de la conquista española: "(...)De la gran tierra firme somos ciertos que nuestros españoles por sus crueldades y nefandas obras han despoblado y asolado y que están hoy desiertas, estando llenas de hombres racionales, más de diez reinos mayores que toda España, aunque entre Aragón y Portugal en ellos, y más tierra que hay de Sevilla a Jerusalén dos veces, que son más de dos mil leguas.

Daremos por cuenta muy cierta y verdadera que son muertas en los dichos cuarenta años por las dichas tiranías e infernales obras de los cristianos, injusta y tiránicamente, más de doce cuentos de ánimas, hombres y mujeres y niños; y en verdad que creo, sin pensar engañarme, que son más de quince cuentos.

Dos maneras generales y principales han tenido los que allá han pasado, que se llaman cristianos, en estirpar y raer de la haz de la tierra a aquellas miserandas naciones. La una, por injustas, crueles, sangrientas y tiránicas guerras. La otra, después que han muerto todos los que podrían anhelar o sospirar o pensar en libertad, o en salir de los tormentos que padecen, como son todos los señores naturales y los hombres varones (porque comúnmente no dejan en las guerras a vida sino los mozos y mujeres), oprimiéndolos con la más dura, horrible y áspera servidumbre en que jamás hombres ni bestias pudieron ser puestas. A estas dos maneras de tiranía infernal se reducen e ser resuelven o subalternan como a géneros todas las otras diversas y varias de asolar aquellas gentes, que son infinitas.

La causa por que han muerto y destruído tantas y tales e tan infinito número de ánimas los cristianos ha sido solamente por tener por su fin último el oro y henchirse de riquezas en muy breves días e subir a estados muy altos e sin proporción de sus personas (conviene a saber): por la insaciable codicia e ambición que han tenido, que ha sido mayor que en el mundo ser pudo, por ser aquellas tierras tan felices e tan ricas, e las gentes tan humildes, tan pacientes y tan fáciles a sujetarlas; a las cuales no han tenido más respecto ni dellas han hecho más cuenta ni estima (hablo con verdad por lo que sé y he visto todo el dicho tiempo), no digo que de bestias (porque pluguiera a Dios que como a bestias las hubieran tractado y estimado), pero como y menos que estiércol de las plazas. Y así han curado de sus vidas y de sus ánimas, e por esto todos los números e cuentos dichos han muerto sin fee, sin sacramentos. Y esta es una muy notoria y averiguada verdad, que todos, aunque sean los tiranos y matadores, la saben e la confiesan: que nunca los indios de todas las Indias hicieron mal alguno a cristianos, antes los tuvieron por venidos del cielo, hasta que, primero, muchas veces hubieron recebido ellos o sus vecinos muchos males, robos, muertes, violencias y vejaciones dellos mesmos(...)"2. Alvar Nuñez Cabeza de Vaca ("Naufragios" y "Comentarios"), Pedro Cieza de León ("Crónica del Perú"), Fray Bernardino de Sahagún ("Historia general de las cosas de la Nueva España"), José de Acosta ("Historia Natural y Moral de las Indias"), Juan de Castellanos ("Elegías de varones Ilustres de Indias", obra descomunal escrita en verso , de cerca de 120.000 endecasílabos agrupados en octavas reales, dividida en cuatro partes, cada parte en elegías, y cada elegía en cantos. Refiere en ellos multitud de episodios de la conquista y expediciones de ilustres caudillos; "Historia del Nuevo Reino de Granada"), Lucas Fernández de Piedrahita ("Historia General del Nuevo Reino de Granada"), Fray Pedro de Aguado ("Historia de Santa Marta y Nuevo Reino de Granada").

Un cronista de especial connotación es el inca Garsilaso de la Vega, un meztizo cultural, autor de "Comentarios reales de los Incas" (1609) en el cual expuso la historia, la cultura y las costumbres de los nativos del antiguo Perú. Además escribió "La florida del Inca" (1605) y "La historia del Perú" (1617)

 

                                                   200px-AlonsoDeErcilla.jpg

Un caso especial es la "crónica épica" representada por Alonso de Ercilla y "La araucana"(1569), obra en la cual narra la guerra entre los españoles y los mapuches. Contiene episodios históricos como la captura y ejecución del conquistador español Pedro de Valdivia y la muerte de los caciques Lautaro y Caupolican a manos de los españoles. La obra se puede clasificar como un poema épico. De otra parte, también aparecieron algunas crónicas escritas por los vencidos: "Manuscrito anónimo de Tlatelolco" (1528), el "Testimonio de los informantes de Sahagún" (1585), "La historia Cichimeca" de Fernando de Alva Ixtlilxóchiltl, crónicas compendiadas por Miguel León Portilla en el libro "Visión de los vencidos" en 1967.

1. "Diario de Colón". Relación compendiada de Fray Bartolomé de las Casas  

2.  "Brevísima relación de la destrucción de las Indias", Fray Bartolomé de las casas

 

BIBLIOGRAFÍA Y WEBGRAFÍA

ARIAS, Juan de Dios, "Historia de la literatura colombiana". Editorial Stella, Bogotá, 1960

PEÑA, Gutiérrez, Isaías, "Manual de la Literatura Latino-americana". Educar Editores, S.A., Bogotá, 1994.

WIKISOURCE, Diario de a bordo de Cristóbal Colón


Copyright © 2009-2014. Unidad Administrativa de Derechos de Autor. Todos los derechos reservados. Colombia.  

Leer más

EL CANTAR DE GESTA ANGLOSAJÓN: "BEOWULF"

5 Marzo 2014 , Escrito por ALGOCAST Etiquetado en #TEORÍA Y DESARROLLO LITERARIO

 Copia del Beowulf;  Siglo XV:"Beowlf contra Grendel", Claraval; "La muerte de Beowlf"
 Copia del Beowulf;  Siglo XV:"Beowlf contra Grendel", Claraval; "La muerte de Beowlf"
 Copia del Beowulf;  Siglo XV:"Beowlf contra Grendel", Claraval; "La muerte de Beowlf"

Copia del Beowulf; Siglo XV:"Beowlf contra Grendel", Claraval; "La muerte de Beowlf"

El "Beowulf" es un cantar de gesta anglosajón fijado en lengua inglesa antigua en el siglo XI, aunque la crítica moderna sugiere que apareció varios siglos antes (entre los siglos V a VII d.C.).  La discusión sobre su antigüedad, propone como fecha de aparición del texto escrito, un período que abarca desde el siglo VIII hasta el Siglo XII. No se encuentra clasificado como un cantar de gesta con base histórica como el "Mío Cid", "El canto de Igor" o "El cantar de Rolando"; pertenece a los que tienen carácter legendario como "La leyenda de los nibelungos".

El poema está dividido en dos grandes partes: En la primera, el héroe se enfrenta al temible Grendel y a su madre; la segunda parte, transcurre en la vejez de Beowulf cuando se enfrenta a un dragón.

La temática del poema pertenece a diversas leyendas sobre el héroe del folclor pagano que se transmieron a través de la tradición oral, que luego se fijaron en la lengua escrita. El texto escrito consta de cuatro cantos escritos en 3182 versos aliterativos. Los dos primeros, están referidos al enfrentamiento con Grendel y su madre; el tercero y cuarto relatan los sucesos de la vejez del héroe, su lucha contra el dragón y su muerte.

Se han realizado varias adaptaciones de la gesta al cine; la más reciente fue dirigida por Roger Zemeckis en 2007 realizada con técnica denominada "captura del movimiento". Antes, en 1999 se realizó una adaptación libre del poema bajo la dirección de Graham Baker; después, en el año 2005 con la dirección de Sturia Gunnarsson se produjo una adaptación canadiense del poema, la cual ofrecemos a nuestros lectores:

 

 

Leer más

LA NOVELÍSTICA DE LA VIOLENCIA EN COLOMBIA

1 Marzo 2014 , Escrito por ALGOCAST Etiquetado en #TEORÍA Y DESARROLLO LITERARIO

La novelística generada a partir del fenómeno político conocido como la Violencia en Colombia, corresponde a la narrativa aparecida entre 1951 y 1970. Las novelas del período tienen de alguna manera como referente histórico la violencia partidista que vivió el país durante las décadas de los 50´y los 60´. Esta novelística está representada por unas treinta novelas entre las cuales cabe mencionar: "El 9 de abril" (1951) de Pedro Gómez Correa, "Viernes 9" (1953), de Ignacio Gómez Dávila, "El Monstruo" (1955) de Carlos H. Pareja, "El Cristo de espaldas" (1952) y "Siervo sin tierra" (1954) de Eduardo Caballero Calderón, "El día del odio" (1951) de José Osorio Lizarazo, "El gran Burundú-Burundá ha muerto" (1952) de Jorge Zalamea Borda, "Marea de ratas" (1960) de Arturo Echeverry Mejía, "La Hojarasca" (1955), "El coronel no tiene quien le escriba" (1958) y "La mala hora" (1962) de Gabriel García Márquez, "El día señalado" (1964) de Manuel Mejía Vallejo y "La Casa Grande" (1962) de Alvaro Cepeda Samudio. "Cóndores no entierran todos los días" (1972) de Gustavo Alvarez Gardeazábal y "Años de fuga" (1979) de Plinio Apuleyo Mendoza. Hay que resaltar muy especialmente a "Cien años de soledad" de Gabriel García Márquez, cuya trascendencia es por todos conocida.


  NOVELISTICA-DE-LA-VIOLENCIA.jpg

La crítica coincide en varias apreciaciones que creemos importantes: La primera está referida al número considerable de obras escritas sobre el mismo fenómeno en tan corto lapso de tiempo, apenas veinte años.  De otra parte, existe también coincidencia en la manera como se plantea el análisis y la clasificación de las obras de acuerdo con la estructura, relevancia histórica y valor estético de las mismas. Por último, la trascendencia de estas obras en la literatura colombiana.

 

Con respecto a la estructura, se puede afirmar que las primeras obras se presentan como crónicas, recuentos y testimonios periodísticos con poco valor estético, con temática directamente relacionada con el hecho histórico mismo: el asesinato del caudillo liberal Jorge Eliecer Gaitan, el 9 de abril de 1948. Forman parte de este grupo, "El nueve de abril", "Viernes 9", "El Monstruo". Posteriormente, la temáticas se vuelven más complejas, no se refieren directamente a los eventos; profundizan en el análisis de los personajes, se utilizan procedimientos narrativos especializados; la estructura es más elaborada. Ejemplos de este segundo grupo de obras son: "El coronel no tiene quien le escriba", "La casa grande", "El cristo de espaldas", "Siervo sin tierra". En el último grupo, se ubican las novelas "Cóndores no entierran todos los días", "Cien años de soledad" y "Años de fuga", obras que trancienden el hecho histórico mismo y que se constituyen en lo más representivo de esta narrativa.  En su ensayo "Cóndores no entierran todos los días de Gustavo Álvarez Gardeazabal: Una crítica especular", la investigadora Maritza Montaño González, fundamenta la importancia de la obra de Álvarez Gardeazábal a partir de las respuestas que da la novela a interrogantes precisos sobre el el conocimientro del fenómeno, el origen, el desarrollo de los hechos históricos, las ideologías, los fundamentos de la diferenciación política y de los enfrentamientos que causó, los niveles de participación de los personajes. De hecho, la autora en mención considera a la obra de Álvarez Gardeazábal como la más representativa del fenómeno.

 

Copyright © 2014. Unidad Administrativa de Derechos de Autor.Todos los derechos reservados. Colombia.

 

Leer más

LAS ESCUELAS LITERARIAS

19 Febrero 2014 , Escrito por ALGOCAST Etiquetado en #TEORÍA Y DESARROLLO LITERARIO

El concepto de “escuela literaria” está estrechamente ligado a parámetros y requisitos que han sido bien definidos por la crítica literaria. Sin embargo, algunos autores incluyen como escuelas literarias algunos movimientos que por su trascendencia se consideran importantes aunque no cumplen con dichos requisitos. A una escuela literaria se le atribuyen las condiciones que se mencionan a continuación: normas estéticas aceptadas por todos sus seguidores, perdurabilidad (debe extenderse en el tiempo por más de cincuenta años), número considerable de escritores, carácter universal, existencia de uno o varios escritores considerados por los demás como “maestros”. Con base en lo anterior, nos referiremos a los cuatro movimientos literarios que a través de la historia, se han desarrollado como escuelas literarias propiamente dichas.

 trilogía

1. Escuela clásica: Cuya aparición corresponde con el desarrollo de las dos grandes culturas occidentales de la antigüedad, Grecia y Roma. El clasicismo nos ofrece modelos literarios prototípicos, armonía entre el lenguaje (culto, refinado y cuidado) y la grandiosidad de los temas tratados; por ello se dice que existe un equilibrio entre el fondo o contenido y la forma o expresión. Las obras clásicas son modelos dignos de imitar; la connotación de “clásico” se ha extendido a todo aquello que por su perfección, perdura a través del tiempo. Algunos de escritores clásicos: Homero, Esquilo, Sófocles, Eurípides, Anacreonte, Safo, Virgilio, Ovidio, Menandro, Terencio, Aristófanes, Plauto, Tito Livio, entre muchos otros del período greco-latino.

2. Escuela neo-clásica: El neoclasicismo apareció en Europa a fines del siglo XVII y se extendió durante el siglo XVIII. A pesar de que imita los modelos clásicos como se puede percibir en el teatro clásico francés, el cual retoma los temas de la mitología y los héroes de la antigüedad griega, se puede observar que existe originalidad en la manera como los mismos se tratan. Además, el ideal pedagógico que prevalece en el neoclasicismo, lo hace especialmente singular. La escuela neoclásica se apegó a los postulados racionalistas. Su ideal era enseñar a través de la literatura.

 Neoclásicos

3. Escuela romántica: El romanticismo como una nueva visión del hombre y del mundo es el resultado de la apreciación subjetiva, individual que hace el hombre del siglo XVIII y XIX infundido por las ideas del Iluminismo, del enciclopedismo, y sobre todo, por las ideas de libertad que dieron origen a las revoluciones burguesas. Libertad de pensamiento, de expresión, de creación, se oponen a las reglas y normas propias del neoclasicismo. El contenido, el mensaje se impone a la expresión; el espíritu de rebeldía en contra de todo lo anterior, prefigura la posición del romántico: la angustia, la preocupación por la muerte y el más allá, la impotencia del hombre frente a las fuerzas de la naturaleza, la mujer como ideal, el amor, son algunas de sus preocupaciones. El romanticismo no es sólo una posición estética; es también una posición vital del hombre frente a sí mismo, su entorno y sus ideas. Prevalece el contenido sobre la forma.

Románticos

 4. Escuela modernista: El modernismo es la única escuela literaria que se considera de origen americano. En efecto, con la publicación del libro “Azul” del poeta nicaragüense Rubén Darío, en el año de 1888, se inicia en la literatura un período fundamentalmente lírico, en el  cual la preocupación del escritor se centró en la perfección formal. De allí, el predominio de la forma sobre el contenido, o sea, el interés estético en la construcción de una poesía perfecta sin concederle mayor importancia a los temas tratados que generalmente evaden la realidad, para refugiarse en mundos fantásticos, lugares remotos, alejados totalmente de la cotidianeidad y sus problemas.

 

  Copyright © 2009-2014. Unidad Administrativa de Derechos de Autor.Todos los derechos reservados. Colombia.

 

Leer más

LOS GÉNEROS LITERARIOS

18 Febrero 2014 , Escrito por ALGOCAST Etiquetado en #TEORÍA Y DESARROLLO LITERARIO

Los géneros literarios son los grupos en los cuales se encuentran clasificadas las obras literarias. Estrictamente, se consideran tres: 

                                                   20080604182130-la-iliada

1. El género épico o narrativo: reúne todas las obras cuya estructura responde a tres elementos básicos: personajes (seres que realizan la acción), acontecimientos o hechos y marco espacio-temporal (lugar y tiempo en que se efectúan los acontecimientos). Pertenecen a éste género, el mito, la leyenda, el apólogo, la fábula, la parábola, la epopeya, el poema épico, el canto épico, el cantar de gesta, el relato, la anécdota, el cuento, la novela.

2. El género lírico que agrupa las obras en las cuales el autor expresa sus sentimientos y emociones frente a sí mismo, los demás, la naturaleza y la divinidad. El género lírico es denominado también género poético. Para la clasificación de las obras líricas se ha tenido en cuenta la intensidad de los sentimientos. Se habla así de lírica de la indignación, lírica del dolor, lírica del entusiasmo, lírica del amor, según predomine uno de estos sentimientos en la composición. 

                                                   teatro1

3 . El género dramático o teatral está conformado por todas las obras escritas destinadas no a ser leídas sino representadas ante un público. Se clasifican en obras dramáticas mayores (tragedia, comedia, tragicomedia o drama), obras dramáticas menores (entre las cuales podemos mencionar el sainete, el entremés, los autos sacramentales, la atelana, la farsa, la comedia del arte italiano, etc.) y obras dramáticas musicales como la ópera, la opereta, la zarzuela, el ballet.

 

LOS GÉNEROS PARA-LITERARIOS  

Se denominan géneros para-literarios a aquellos que se sirven de la literatura, pero que en el sentido estricto no son literatura ya que sus objetivos difieren de ésta. Se consideran dentro de esta clasificación: la historia, el periodismo, la oratoria, el ensayo y la crítica. 

La historia es una ciencia que tiene como objeto de estudio el análisis de los hechos pasados para establecer causas y consecuencias de los mismos y prever el futuro. 

                                            periodicos.jpg

El objetivo del periodismo es informar; La oratoria es el arte de expresarse ante un auditorio; su objetivo es convencer, persuadir. Se suele clasificar en oratoria sagrada, oratoria forense, oratoria política y oratoria académica. El ensayo tiene como fin la presentación del punto de vista del autor sobre un tema determinado mientras que la crítica pretende la valoración de una obra generalmente de carácter artístico.   

 

 

Copyright © 2009-2014. Unidad Administrativa de Derechos de Autor. Todos los derechos reservados. Colombia. 

Leer más
1 2 3 > >>